www.burujon.es

LA LOCALIDAD – DATOS GEOGRÁFICOS

La localidad de Burujón se encuentra situada en la parte central de la provincia de Toledo, en la comarca de Torrijos y a unos 30 kilómetros de la capital.

Limita al Norte con Gerindote y Torrijos, al Sur con la Puebla de Montalbán, al Este con Albarreal de Tajo y al Oeste con Escalonilla.

La comunicación con el resto de poblaciones es posible gracias a una carretera comarcal que enlaza con la carretera que va de Toledo a Talavera y con la carretera que va desde la Puebla de Montalbán a Torrijos.

Existen también caminos o pistas de tierra que comunican la localidad con Albarreal de Tajo, Escalonilla, La Puebla de Montalbán y Gerindote – Torrijos. Una de las pistas que une Burujón con Albarreal de Tajo se ha alquitranado.

Sus coordenadas geográficas son: Latitud – 39º 54´ 15´´ Norte y Longitud – 4º 17´ 45´´ Oeste.

Está a una altura de 504 metros sobre el nivel del mar y tiene una extensión de 35’31 Kms2.

Su relieve es fundamentalmente llano, existiendo tan solo suaves lomas que alcanzan su mayor altura en la finca de Torralba (569 metros). La tierra de su término es principalmente arcillosa.

En esta finca se encuentran también Las Barrancas de Burujón, paraje en el que el relieve se hace más pronunciado y acentuado, descendiendo bruscamente hasta los 410 metros de altitud.

En cuanto a la hidrografía hay que señalar que el río Tajo baña varias fincas de la localidad. Por el centro de la población pasan dos arroyos que van a parar al Tajo; Uno viene del camino de Escalonilla y otro del camino de Torrijos. Y existen además abundantes aguas subterráneas que el pueblo utiliza para abastecerse.

Su clima es continental, siendo los inviernos largos y fríos y los veranos calurosos.

La temperatura media anual es de 13 – 15 grados, aunque existe una gran variación térmica entre el invierno y el verano, habiéndose llegado a alcanzar 42 grados en el verano de 1946 y 9´2 grados bajo cero en el invierno de 1962. También existen contrastes térmicos notables entre el día y la noche.

Las lluvias son escasas, con una precipitación anual media de 350 milímetros por metro cuadrado. No obstante su distribución es irregular, habiendo llegado a alcanzar 575´3 milímetros en el año 1955 y tan solo 191 milímetros en el año 1950.

Las precipitaciones se reparten principalmente en las estaciones de otoño y primavera. En el invierno son frecuentes las nieblas y escarchas, pero rara vez las precipitaciones son en forma de nieve o granizo. La última gran nevada que se recuerda en Burujón tuvo lugar en la década de los 40. Y en la estación estival suelen darse las típicas tormentas de verano.


Compártelo: