www.burujon.es

ENTREVISTA A JAVIER RUIZ Y CRISTIAN VILLALUENGA

Dedicamos la entrevista de este mes al pueblo saharaui, ante los últimos acontecimientos acaecidos en El Campamento de la Justicia y la Dignidad, situado en las cercanías de El Aaiún (Gdeim Izik) hasta que fue desmantelado violentamente por el ejército marroquí.

Estos sucesos lamentables han hecho que la realidad del pueblo saharaui se convierta en portada de los diferentes medios de comunicación por unos días; una realidad que, sin embargo, permanece oculta, callada, escondida, silenciada… desde hace 35 años.

Para acercarnos más a esta situación, que no debería ser extraña y ajena al pueblo español, hablamos con Javier Ruiz, Presidente del Observatorio de Derechos Humanos para el Sáhara Occidental de Castilla – La Mancha (vecino de La Puebla de Montalbán), y con Cristian Villaluenga, socio del Observatorio y vecino de nuestro pueblo.

El amor mutuo hacia Raquel (hija de Javier y novia de Cristian) les ha unido en la defensa de esta noble y justa causa.

UN HOBBY: La lectura. UN HOBBY: El deporte.
UN LIBRO: La conjura de los necios (John Kennedy Toole). UN LIBRO: La Celestina (Fernando de Rojas).
UNA PELÍCULA: Fahrenheit 451 (François Truffaut) y Las reglas del juego (Roger Avary). UNA PELÍCULA: El señor de los anillos (Peter Jackson).
UNA CANCIÓN: Te doy una canción (Silvio Rodríguez). UNA CANCIÓN: Finisterra (Mago de Öz).
UNA VIRTUD: La constancia. UNA VIRTUD: La sinceridad.
UN DEFECTO: La cabezonería. UN DEFECTO: La sinceridad.
UNA COMIDA: Liebre con arroz. UNA COMIDA: Paella.

1. Javier, ¿nos puedes resumir los últimos acontecimientos acaecidos en El Aaiún?

Campamento de la Justicia y la DignidadEn la madrugada del 8 de noviembre, sobre las 7 de la mañana, fuerzas militares y policiales marroquíes desmantelan brutalmente el campamento de Gdeim Izik, a las afueras de El Aaiún. Entran quemando jaimas, gaseando a la población civil desde los helicópteros y arrojándoles agua hirviendo.

 

 

Imágenes de incidentes ocurridos en El AaiúnLas cifras de muertos, heridos y desaparecidos todavía son muy confusas, debido al boicot informativo del gobierno marroquí, que hace que las noticias no nos lleguen con claridad. No obstante, inicialmente se habla de un número de 10 fallecidos, 723 heridos y en torno a 300 desaparecidos, de los que lamentablemente se cree que un gran número de ellos estén fallecidos.

2. Cristian, ¿piensas que la población española conoce cuál es la situación real del Sahara Occidental y los motivos que han conducido a esto?

Niños saharauis en el aeropuerto de Barajas

No, creo que es un tema que la mayor parte de la gente desconoce. Ahora lo estamos oyendo más debido a los desgraciados accidentes que han ocurrido. Cuando Aminetu Haidar fue expulsada de El Aaiún también estuvo unos días de actualidad, pero incluso los comentarios de muchas personas demostraron que no conocían nada de los motivos que condujeron a Aminetu a estar 32 días en huelga de hambre. Y cada verano vienen unos 10.000 niños saharauis a España a través del Programa “vacaciones en paz”, aunque no se le da mucha repercusión en los medios de comunicación.

3. Javier, ¿cómo nos explicarías brevemente cuál es la situación actual del Sáhara Occidental y por qué se ha llegado a ella?

Desde 1.960, la Resolución 1514 de la Asamblea General de Naciones Unidas obligaba a España, país que entonces tenía colonizado el territorio, a la celebración de un referéndum por la independencia de los habitantes del Sáhara Occidental.

Pero España incumple el mandato de la ONU. Y el 14 de noviembre de 1.975, mediante los acuerdos tripartitos de Madrid, Marruecos y Mauritania se reparten el territorio del Sáhara mediante acuerdo secreto; una mitad le corresponde a Marruecos y la otra a Mauritania.

España abandonó a su suerte a los saharauis

En 1.979, Mauritania firma la paz con el Frente Polisario y renuncia a sus pretensiones territoriales en el Sáhara, pero Marruecos reclama la soberanía sobre la totalidad del Sáhara Occidental.

A pesar de las numerosas resoluciones de Naciones Unidas en las que se obligaba a Marruecos a la desocupación militar del territorio y a la celebración del referéndum, no se consigue llevar a la práctica.

En septiembre de 1.991 se firma el acuerdo de paz entre el Frente Polisario y Marruecos, comprometiéndose Marruecos a celebrar el referéndum en febrero de 1.992.

Han transcurrido 19 años y Marruecos no ha cumplido la promesa de celebrar el referéndum. A su vez, la Comunidad Internacional tampoco ha presionado a Marruecos para que lo lleve a cabo. Y todos estos hechos han conducido a la situación actual.

4. Javier, ¿cuál fue tu primer contacto con el pueblo con el pueblo saharaui?

Hace dos veranos nos planteamos acoger a un niño o a una niña saharaui y nos llegó Sheika, de los campamentos de refugiados de Tinduf.

Sheika

A raíz de entonces empiezo a interesarme por la situación de los saharauis: ¿Por qué se encontraban en ese campamento de refugiados? ¿Por qué llevaba 35 años allí? Empiezo a leer, empiezo a informarme, empiezo a conocer a saharauis… y soy consciente de la situación de España en la situación en la que ahora se encuentran, debido, a como he dicho antes, al abandono en que los dejamos en 1.975.

5. ¿Y el tuyo, Cristian?

Mi primer contacto con el pueblo saharaui también tuvo lugar a través de Sheika. De hecho yo tampoco conocía casi nada de ellos. Pero Raquel animó a sus padres para que trajeran a una niña saharaui y la experiencia fue muy positiva.

Cristian y Sheika

Posteriormente he ido conociendo mucho más de ellos, sobre todo a través de Javi que ha asistido a diversos juicios como observador y ha visitado los campamentos de refugiados.

6. Javier ¿qué es lo que más te llamó la atención en la vista a los campamentos?

La mirada limpia de los niños y las precarias condiciones en las que viven los saharauis. No hay ningún ser humano que sea capaz de vivir en esas condiciones. Y, por tanto, no hay ningún ser humano que merezca soportar esas condiciones de vida.

Campamento de refugiados de Tinduf

7. Y a ti Cristian, en el tiempo que has convivido con Sheika en España, ¿qué es lo que más te ha llamado la atención de ella?

Que aún teniendo de todo mientras está aquí, a ella lo que más la importa es estar pendiente de sus padres, de su familia, de su pueblo, aunque allí no tenga nada. Y, sobre todo me quedo con el enorme cariño que nos ha dado a todos.

Raquel, Sheika y Cristian

8. Javier, recientemente se creaba el Observatorio de Derechos Humanos para el Sáhara Occidental de Castilla – La Mancha. ¿Cuáles son sus fines y qué actividades habéis realizado hasta ahora?

El respeto y la defensa de los derechos humanos del pueblo saharaui, las denuncias de las vulneraciones constantes de esos derechos humanos y difundir en la sociedad castellano – manchega esas vulneraciones.

Para conseguirlo, dado que somos juristas quienes creamos el observatorio, nos desplazamos en misiones de observación comisionados por el Consejo General de la Abogacía a los juicios que se celebran tanto en los territorios ocupados como en distintos tribunales de Marruecos. Posteriormente emitimos un informe sobre las vulneraciones de derechos en los procedimientos que se celebran en los juicios contra defensores de derechos humanos saharauis. Este informa se le da la mayor difusión posible entre instituciones y población en general.

El pasado 6 de octubre participé en las IV Comisiones de Naciones Unidas celebradas en Nueva York.

Javier interviniendo en las IV Comisiones de las NN.UU

Y, por último, destacar que cualquier persona que quiera que nos desplacemos a su pueblo, asociación, institución… para dar a conocer la situación del pueblo saharaui o realizar alguna actividad que requiera nuestra colaboración, no tiene nada más que ponerse en contacto con nosotros. Estaremos encantados de acudir.

9. Cristian, ¿qué hay que hacer para ser socio del Observatorio?

Simplemente ponerse en contacto con Javier o cualquier otro miembro de la Directiva.

No existen requisitos ni hay que pagar grandes cantidades, tan solo una cuota simbólica de 18 € al año.

Se trata de lograr el mayor apoyo y difusión posible.

Los medios para ponerse en contacto con la asociación son los siguientes:

Página web: http://www.observatorioclmporelsahara.es/
Correo electrónico de Javier: observatoriocm@live.com
Teléfono móvil de Javier: 690 036 444

10. Javier, ¿cómo se financia el Observatorio?

Hasta ahora quienes nos desplazamos como observadores internacionales a estos juicios somos los que costeamos los gastos. No obstante, ya hemos presentado en diferentes instituciones la solicitud de ayuda y estamos a la espera de poder contar con la colaboración económica de varias de ellas. Pero hasta la fecha somos nosotros los que nos costeamos los viajes.

11.Cristian, ¿piensas que merece la pena formar parte de él? ¿Por qué?

Sí, porque yo no puedo ir directamente a ayudar a los saharauis como lo hace Javier; no puedo defender sus derechos de la misma forma, porque no soy jurista como él; pero con mi ayuda, con mi esfuerzo, con mis ánimos y con el de otros podemos contribuir a que Javier y otros abogados puedan defender la causa del pueblo saharaui.

12.En los últimos meses has acudido a diversos juicios como defensor de activistas saharauis. ¿Qué experiencias nos puedes contar al respecto?

Hasta el día 5 de noviembre a todos los juicios que habíamos ido, tanto a El Aaiún como a Marrakech, las circunstancias eran más o menos normales, no para los procesados, pero sí para los observadores internacionales que acudíamos. Aunque nunca hemos conseguido entrevistarnos con los detenidos y hemos tenido un seguimiento continuo de la policía marroquí, el resto de las condiciones eran más o menos normales.

Todo esto cambia el día 5 de noviembre en Casablanca, en el juicio contra el denominado “grupo de los 7”, detenidos hace un año por visitar a sus familiares en los campamentos de refugiados de Tinduf.

En este juicio estábamos 10 observadores internacionales (abogados y jueces españoles, italianos, franceses, suecos e ingleses).

Es costumbre ir al tribunal y presentar nuestra credencial al presidente del tribunal. Ese día no nos quiso recibir y en su lugar nos atendió otro miembro en el pasillo, que nos dijo que se nos iba a facilitar nuestra labor en el tribunal como en otras ocasiones.

No obstante, llegamos a la sala de vistas y todo estaba completo, no se nos facilitó un lugar como es habitual para poder realizar nuestra labor y en el vestíbulo del tribunal había una manifestación de abogados marroquíes gritando a favor de la marroquinidad del Sáhara e insultándonos.

Entramos en la sala y tuvimos que permanecer de pie, en el pasillo. Toda la sala estaba repleta de policías marroquíes de paisano. Empezaron a entrar 60 ó 70 abogados marroquíes con la toga que nos empujaban al pasar y nos increpaban con insultos tales como que los españoles somos unos terroristas, unos asesinos, unos delincuentes, que estamos pagados por Argelia y que nos fuéramos a nuestra casa. Nosotros aguantamos estoicamente mientras nos insultaban y amenazaban alzando el puño contra nosotros.

“Fuimos insultados y amenazados por los abogados marroquíes”

En un momento dado entra el tribunal a la sala y entran también los detenidos saharauis, que como suele ser habitual gritan: “Sáhara Libre”.

Los abogados y parte del público (entre los que se encontraba un número importante de policía secreta marroquí), comienzan a agredirles a ellos y a un abogado saharaui. Mientras, el tribunal abandona la sala, dejando el terreno libre para que estos individuos hicieran de su capa un sayo, nunca mejor dicho.

También había en la sala varios periodistas españoles acreditados. Los abogados marroquíes les piden las cámaras y, al negarse, también les agreden y les borran las fotos para que no quede constancia de lo que allí había ocurrido. El periodista de la cadena fue incluso detenido por la policía.

También fueron agredidos varios saharauis que se encontraban entre el público.

Los detenidos fueron agredidos, al igual que los periodistas y saharauis presentes entre el público. Todas las fotos fueron borradas de las cámaras

Cuando los ánimos se habían apaciguado un poco e intentamos salir de la sala, los abogados marroquíes cerraron las puertas de la sala y permanecimos retenidos contra nuestra voluntad, podríamos incluso decir que estuvimos secuestrados durante hora y media. Y también nos borraron las fotos de nuestras cámaras.A la hora y media conseguimos salir mediante un cordón policial, mientras seguían los insultos e intentos de agresión. Incluso a una compañera de Asturias le dieron una patada en la pierna.

Entre tanto estuvimos llamando al Consulado de Casablanca y en unas 50 ó 60 llamadas solo conseguimos que nos cogiera el teléfono una vez un trabajador del Consulado, que nos dijo que nos estaba allí para asuntos de abogados españoles.

Posteriormente nos sacaron por una puerta trasera porque dijeron que había un gran número de manifestantes marroquíes dispuestos a lincharnos.

Tras ser retenidos ilegalmente durante una hora y media en la sala de vistas tuvimos que salir escoltados por un cordón policial

Al enterarnos que había retenidos también unos 70 saharauis les esperamos en el garaje del tribunal. A las dos horas vino el Cónsul. Dijo que podíamos salir bajo su protección. Pero nosotros dijimos que si no garantizaba la seguridad y protección de los saharauis no salíamos. Él nos dijo que sólo podía garantizar la seguridad de los españoles.

Nosotros salimos alrededor de las 7 y media. Y posteriormente entraron fuerzas marroquíes por detrás del garaje, apagaron las luces, empezaron a golpear a los saharauis que tuvieron que salir huyendo.

Al final hubo varios heridos y 4 detenidos.

Los 70 saharauis retenidos contra su voluntad fueron dispersados a la fuerza, ocasionando varios heridos y 4 detenidos

13. Cristian, tú también has convivido en España con diversos activistas saharauis. ¿Qué nos puedes contar de ellos?

Son gente que a pesar de las muchas dificultades que tienen nunca pierden la sonrisa, son agradecidos y muy hospitalarios.

También me sorprende que intentan solucionar todo con el diálogo.

Ceremonia del té

14. Javier, ¿qué dirías a la gente que lea entrevista para que se anime a formar parte de este observatorio o a defender la causa saharaui desde otro ámbito?

En 1958, el gobierno español de entonces declaró una provincia española más al Sáhara Occidental. Por tanto es curioso ver cómo me llegan saharauis al despacho para pedir la nacionalidad española y llegan con el D.N.I. de sus padres, madres, abuelos… igual que podemos tener cualquier ciudadano español.

Es un pueblo hermano. No se trata de caridad, sino de solidaridad. Es un pueblo noble que entendemos que se merece nuestro más rotundo apoyo.

Con independencia de estos vínculos históricos que nos unen con los saharauis, es evidente que cualquier persona con un mínimo de conciencia social tiene que estar al lado de las víctimas, de todos aquellos que sufren reiteradamente vulneraciones de derechos humanos, gente que no tiene libertad de movimiento, que no tiene derecho al trabajo, que no tiene derecho a una vivienda digna, gente que realmente está prisionera dentro de su propio país.

No solamente ocurre esto, es que además tenemos 180.000 refugiados que, desde hace 35 años, permanecen en un desierto, la Hamada, que es el infierno del desierto, los más inhóspito del desierto argelino; allí permanecen desde hace 35 años.

Yo entiendo que por esto y por muchas razones más merece la pena colaborar en la medida que cada uno pueda con el observatorio y fundamentalmente con el pueblo saharaui.

Estoy convencido (y en alguna ocasión se lo he escuchado decir) que el objetivo principal de este tipo de asociaciones es que no tuvieran que existir.

Pero mientras sean necesarias es importante ver que, a pesar de la época que nos ha tocado vivir, hay personas dispuestas a ceder gratuitamente su tiempo y su dinero en favor de los más necesitados, o de la justicia, que es lo que en este caso se defiende.

Estas líneas quiero que sean un homenaje y fuerte aplauso para todas aquellas personas que defienden valores tan importantes como la solidaridad. Y al mismo tiempo deseo que sirvan de aliento y apoyo para todos nuestros hermanos y hermanas del pueblo saharaui.


Compártelo: